Espacios Habitables – SOLD OUT

Sold Out

Espacios Habitables – SOLD OUT

By Alejandro Cartagena
Publication date, 2005 / 13 x 16cm / 120g
Softcover, 40 pages, Offset printing
Edition of 500, No ISBN
Edited by Alejandro Cartagena
Texts by Marcela Torres
Editorial Design by Ana González
Co-Published by Alejandro Cartagena and CONARTE

Al revisar la historia general de las representaciones humanas, reconocemos que el tema de lo cotidiano y su correlación con la identidad, ha sido tratado en múltiples maneras y que forma parte del discurso artístico contemporáneo. El trabajo de Alejandro Cartagena presentado en esta exposición, se basa en tales argumentos. Los objetos pueden generar un lenguaje común a todos los seres humanos; así mismo, al usarlos son personalizados. Lo que hace que algo penetre en nuestra intimidad es sin duda, el valor que surge de la relación con tal elemento. Los espacios se leen y se dibujan con los objetos que los componen. Otra vez la mirada los reconfigura y se genera la referencia de espacio y tiempo cuántas veces regresemos a esos lugares o cuantas veces se recreen en la memoria. Al observar la serie de interiores, casi inconscientemente nos transportamos no solo a los lugares representados sino también a los sentimientos evocados. Alejandro Cartagena observa cuidadosamente cada rincón, reconociendo el lenguaje de ese entorno del cual procede. Lugares domésticos, cotidianos, privados; donde se desarrolla una vida en relación con otros. Donde se determina en mucho el mundo personal y su proyección hacia lo social. Lugares de los que se ha dicho, “dan al hombre razones o ilusiones de estabilidad”.
Las fotografías presentadas son el resultado de la relación entre su autor y el escenario que tiene ante sus ojos. El cuidado en el manejo de la luz, los colores, los encuadres seleccionados, el ritmo y el punto de vista bajo, -como el de un niño que observa curioso la transformación constante de su intimidad- son los indicios de la exploración que plantea Alejandro y de la cual nos hace parte. Es una manera de fijar sus traslados, adaptaciones y reajustes de un hogar continuamente recuperado donde se evidencian las distancias ineludibles y los dilemas sin respuestas.
Con esta valoración y documentación del espacio doméstico, Cartagena hace sentir como verdadera una vida que a veces pareciera ilusoria. Lanza a los espectadores el cuestionamiento de aspectos universalmente aceptados sobre el núcleo al cual pertenecemos y nuestra también necesidad de recrear una memoria personal y colectiva.
Marcela Torres